fbpx

La Psicología de la Oposición

La psicología de la oposición

 

Cropped image of depressed man at the psychotherapist. Doctor is making notes while listening to his patient

Muy buenos días lectores, hoy os sorprendemos de nuevo con una entrada muy muy útil en las últimas fases de la preparación hacia la oposición, y ojo, no solo es válida para el terreno de las pruebas físicas, es para el conjunto de la oposición, y válido para todos los años que intenteís cumplir vuestro sueño.

Prácticas habituales:

Normalmente, los opositores soléis caer en unas prácticas poco recomendables, y en realidad, no os echamos la culpa, el cerebro humano está preparado para funcioanar a nuestro favor, y en casos como este, el cerebro nos prepara para el fracaso: Hay 60.000 apuntados, voy pasado de peso, los jueces son unos cab****, me he preparado poco… Con estos simples ejemplos os habréis sentido identificados, o por lo menos habréis entendido a que nos referimos. Estos pensamientos generan en nosotros mismos unas reacciones ante las pruebas que perjudicarán en gran medida el rendimiento, y que en alguna ocasión, sabotean el resultado dejándonos a las puertas. En el peor de los casos, estos sentimientos nos harán fracasar, seremos conscientes de ello, y en futuras convocatorias se elevarán de manera exponencial y será mucho más dificil controlarlas.

Consecuencias

Una vez identificadas las prácticas y los pensamientos de nuestro cuerpo vamos a detallar de que forma afectan a nuestras pruebas, con el fin de conocer las sensaciones en el momento preciso y poder eliminarlas:

  • Negatividad permanente: El sentimiento de negatividad y pesimismo son unos de los primeros que aparecen en nuestra preparación. Es cierto que depende en gran medida de la persona que tratamos, pero como tendencia general, vemos que los sentimientos de estancamiento, y pesimismo afloran. El sujeto no es capaz de valorar los progresos y comienza a imaginarse el momento de las pruebas, ve como el fracaso se acerca, este año no seré capaz de conseguirlo, quizá alguna vez, pero esta no será. El sentimiento se acompaña de la negatividad, ningún entrenamiento me servirá para salvar esto, el temario lo llevo mal y no me dará tiempo a acabarlo.
  • Ansiedad competitiva: En el ámbito del alto rendimiento, hace referencia a un sentimiento de ansiedad y nerviosismo derivado por la competición. En este caso es extrapolable al mundo de la oposición, pero cambiando competición por día cero. Aunque parezca mentira, esta ansiedad viene derivada al 90% por nuestros pensamientos hacia la prueba. En estas pruebas os jugais mucho, y es cierto que hay que tener un cierto respeto que potencie nuestro rendimiento y motivación, sin embargo, imaginarnos el fracaso, calcular nuestras notas o calcular el margen que tenemos puede generar este sentimiento, y en el momento de darlo todo, presentar una gran incapacidad y acabar con un NO APTO.

Como evitarlo

Ahora que os hemos puesto ejn situación, seguro que haj surgido en vosotros una preocupación y una sensación de desprecio a vuestro cerebro, pero no os adelantéis, es cierto que esto es culpa del cerebro humano, sin embargo, nuestro cerebro también tiene la solución al problema. Antes de nada, os adelantamos que estos aspectos son muy dependientes de las características personales y que no funcionarán de la misma manera en todas las personas:

  • Entrenamiento:  El cerebro también se entrena, y debería ser una de las cosas más entrenada de nuestro cuerpo. La autora Elsa Punset nos recomienda un ejercicio muy interesante. Itentar día a dia establecer una lista de cosas positivas que han surgido durante la jornada, esto servirá para centrarnos en las cosas positivas y desechar los sentimientos negativos. Servirá para conseguir que nuestro cerebro se centre en lo importante y elimine automáticamente aquello que puede servirnos de lastre
  • Focalización: Los sentimientos negativos siempre van a aparecer, da igual tu personalidad, tu estado o tu preparación. Tarde o temprano aparecerán, por lo que tenemos que ser conscientes de ello, identificar el patrón y eliminar la tendencia a pensar en el fracaso. Esto generará una vía de escape diferente en cada persona, consiguiendo un pensamiento positivo que elimine el fracaso.
  • Apoyo psicológico: En este apartado no nos referimos a contratar a un psicólogo, aunque en alguna ocasión no vendría nada mal. Con esto hacemos referencia a establecer a una serie de mentores o compañeros que tengan una mentalidad y una personalidad fuerte, servirán de apoyo en los momentos clave, potenciando la mentalidad positiva.

Conclusiones

Como véis, esta entrada se vuelve a salir del patrón de nuestras entradas, sabemos que estos post también os interesan y son muy útiles a la hora de la verdad, por lo que hasta el día final, intentaremos seguir publicando contenido de mucha calidad,

Por último, lanzamos un nuevo producto en el que no habíamos pensado con anterioridad, pero tras las peticiones de nuestros seguidores, hemos decidido incorporar a nuestro catálogo: ASESORAMIENTO PROFESIONAL

También añadimos a estos servicios, los básicos de nuestro equipo, contacta con nosotros y solicita tu presupuesto, estamos de rebajas!!

CONTACTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *